LAS MASCOTAS Y LA POLVORA


Los gatos y perros tienen un sentido del oído mucho más desarrollado que los humanos, por eso son tan sensibles a sonidos fuertes; resulta vital tener algunos cuidados con ellos en épocas donde el uso de la pólvora es frecuente. Algunos animales presentan salivación excesiva, ansiedad y pérdida de apetito, otros animalitos resultan tan sensibles que pueden orinar, defecar o huir por los sonidos que genera la pólvora.


Por estas razones es necesario que se tomen algunas precauciones para ayudar a nuestros animalitos a estar más tranquilos durante el ruido y evitar que huyan o se enfermen.

16 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

NEXGARD